INICIO         NOTICIAS         LIBRO DE VISITAS         RECORTES ORTOGRÁFICOS         DIVISIÓN DE PALABRAS         EFEMÉRIDES              SIGNOS ORTOGRÁFICOS         
123 Flash Menu Placeholder.




¡Examen polémico!



Sobre los nombres de guerras y batallas
En el caso de los nombres propios de guerras y batallas, solo se escribe con mayúscula la parte específica de la denominación, no así los genéricos guerra y batalla: la guerra de los Cien Años, la guerra de Secesión, la guerra del Opio, la guerra de los Seis Días; la batalla de las Termópilas, la batalla de San Quintín, la batalla de Ayacucho. Los nombres de los dos conflictos mundiales se escriben con mayúscula en todos sus componentes: Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial.


(Ortografía BÁSICA de la lengua española)

El porqué de los dichos
Se dice...
Se escribe...

(José María Iribarren)

TOCARLE A UNO EL MOCHUELO

Tocarle a uno lo más enojoso o duro de un asunto.
Se cuenta que un mozo andaluz y un soldado gallego llegaron de noche a una posada y pidieron de cenar. Les advirtieron que no tenían más que una perdiz y un mochuelo. El andaluz dijo «Tráiganlos, que ya nos arreglaremos». Y cuando les sirvieron las dos aves, le propuso al gallego: «Mira: aquí no hay más remedio que repartir la cena por igual: o tú te comes el mochuelo y yo la perdiz, o yo me como la perdiz y tú te cargas con el mochuelo; elige».
El gallego, convencido por la fuerza de aquel dilema, exclamó tristemente:
«¡No sé cómo te las arreglas que siempre me ha de tocar a mí el de la cabeza gorda!».

ME LO HA CONTADO UN PAJARITO

Es dicho antiquísimo. En la Biblia y en el capítulo X del Eclesiastés se lee: «Ni en los secretos de tu cámara digas mal del rico, porque las aves del cielo llevarán la voz, y las que tienen alas harán saber la palabra».
En la «Historia de las dos hermanas», último cuento de Las mil y una noches, hay un pájaro verde que habla y revela al Sultán el verdadero origen de los príncipes Bahman y Perviz y de la princesa Parizada.
Una paloma blanca llegó volando desde Inglaterra a Roma en el siglo IX y se posó en el altar de San Pedro, depositando un pequeño rollo de pergamino donde se refería al martirio que acababa de sufrir San Kenelm.

LA LUNA DE MIEL

Se aplica —dice Bastús— al primer mes de matrimonio, en el que todo es dulce y agradable para los esposos. Expresión tal vez tomada del proverbio árabe.
«La primera luna después del matrimonio es de miel, y las que le siguen, de absinto, o amargas, como el acíbar».
(Bastus: La sabiduría de las Naciones, 2.ª serie, pág. 193).
Sabido es que los árabes cuentan por lunas en lugar de por meses. La luna, para ellos, es un período de veintiocho días.

ESTAR ENTRE DOS AGUAS

Significa estar perplejo y confuso o, como dice el Diccionario, «con duda y vacilación».
Según Seijas Patiño, «díjose tal vez del riesgo e indecisión que tienen las naves en las desembocadura de los ríos, donde las corrientes los llevan y traen con mucho peligro, y a veces sin poderse valer».

¿QUIÉN TE HA DADO VELA EN ESTE ENTIERRO?

Expresión familiar con que censuramos que una persona se meta en asuntos que no le importan, o tome parte en un acto o conversación a que no ha sido llamado.
Proviene de la costumbre de dar velas la familia del difunto a los amigos de este que acudían al entierro.
En la partida de defunción del Greco (1614), se dice, aludiendo a su familia: «Dio velas».

ENGORDAR PARA MORIR

Expresión que no incluye el Diccionario, pero que es muy usual y que se aplica cuando en el juego dejan ganar a uno para quitarle después todo.
Antiguamente se decía Engordar para matar, y Correas la incluye en su Vocabulario de Refranes con la anterior explicación.
La frase alude a los cerdos (a los cebones, dice Correas), a los cuales se engorda antes de sacrificarlos.

TUMBARSE A LA BARTOLA

Tumbarse tripa arriba. La bartola —según leí en Sharbi— es la «barriga, estómago, buche o pancho».
A la bartola significa, según el Diccionario. «con tranquilidad, sin ningún cuidado».

ANDAR A CAZA DE GRILLOS

Ocuparse en cosas inútiles.
Así explica este modismo el Diccionario de la Academia. Pero Covarrubias, en su Tesoro, da el verdadero significado de la frase cuando escribe:
«Andar a caza de grillos: perder el tiempo en procurar cosa que pareciendo fácil de alcanzar se va de entre las manos y nunca se cumple nuestro deseo. El Comendador Griego (Hernán Núñez) pone este refrán: Cuando la zorra anda a caza de gallinas, no hay para ella ni para sus hijos. Hay una fábula de la zorra que un día fue a caza de grillos y cuando pensaba que lo tenía debajo de sí, sonaba en otra parte; y con esto anduvo perdida toda una noche, hasta que de cansada y rendida lo dejó, y dio ocasión al proverbio».
Como se ve, el andar a caza de grillos no se refiere al hombre, sino a la zorra, y a una fábula antigua.

PONER A UNO COMO UN TRAPO

Significa según el Diccionario, «reprenderle agramente o decirle palabras ofensivas».
Según Cejador (Fraseología, tomo 3.º), procede del dicho antiguo Púsole del lodo, como un trapo, que incluye Correas con el significado de «maltratarle de palabra».

MEARSE FUERA DEL TIESTO

Significa salirse de la discusión; decir o hacer un despropósito.
Tiesto, que en muchas regiones españolas es sinónimo de maceta de barro cocido donde se plantan flores, en Castilla equivale a orinal, según el Diccionario.
Mearse fuera del tiesto significa, pues, mearse fuera del orinal, y en sentido figurado, salirse de la discusión.
A propósito del orinal y del recipiente, añadiré que Bonilla San Martín, en una de sus notas a los Entremeses, de Cervantes, cita a Gutierre de Cetina, que en su Paradoja en loor de los cuernos escribe: «Un cuerno sirve de orinal a algunos oficiales en sus tiendas».
Y añade Bonilla: «Oficial se emplea aquí en el sentido de aquel que ejercita una industria u oficio».

ESO SON PALABRAS MAYORES

Palabras mayores son, según el Diccionario, las injuriosas u ofensivas. Y la expresión «Eso ya son palabras mayores» constituye, según Sbarbi, el «modo de dar a entender al que refiere alguna cosa que lo que acaba de decir entraña más gravedad o importancia de lo que parece, o que aquello que había narrado antes».
Rodríguez Marín, en sus notas a la novela cervantina Rinconete y Cortadillo, escribe acerca de esto:
«Palabras mayores —dice Covarrubias— son las injuriosas, como ladrón, cornudo, etc.». De ellas y de su penalidad trata la Nueva Recopilación, título 10, libro 8.º Vulgarmente se llegó a llamar palabras mayores, por extensión, a todas las injuriosas, y no sólo a las cinco verdaderamente grandes, que eran las de: gafo (leproso), sodomético (sodomita), cornudo, traydor y hereje, a las cuales se añadía la de cuatro letras, dicha a mujer casada.

PASAR LA NOCHE EN BLANCO

Modismo que no aparece en el Diccionario y que significa pasar la noche sin dormir, sin pegar ojos.
Lo de pasar la noche en blanco se dijo —como escribe Bastús— «con relación a la que solían pasar los que aspiran a entrar en ciertas Órdenes de Caballería.
El día antes de ser armados caballeros hacían la vela de las armas que habían de servir al efecto, revestidos por lo común de una túnica blanca, como los neófitos de la Iglesia, símbolo de la pureza de que debían estar adornados; pues los más tomaban un baño y habían a más cumplido con el Sacramento de la penitencia, para estar limpios y purificados de cuerpo y alma al recibir la Orden de la Caballería».
(La Sabiduría de las Naciones, 2.ª serie, pág. 215.)

LAS PAREDES OYEN

Frase que se usa para indicar la prudencia y precaución con que debemos decir lo que puede comprometernos o comprometer a otras personas.
En la revista madrileña Meridiano (núm.6, junio de 1943) leí que esta expresión proverbial nació en Francia y procede de la persecución contra los hugonotes que culminó en la histórica noche de San Bartolomé.
«La reina Catalina de Médicis -dice la citada revista- era muy desconfiada, y para poder escuchar mejor a las personas de que más sospechaba, mandó instalar en las paredes del Palacio Real conductos acústicos».
El erudito y publicista madrileño Vicente Vega me dice, acerca de esto, lo siguiente: «Recuerdo haber leído en alguna parte que la reina (Catalina de Médicis), mediante taladros en las paredes y en los techos, hábilmente disimulados entre las molduras, espiaba a quien le parecía... mal; pero de esos conductos acústicos nunca supe nada».

SIN FALTAR UNA JOTA

Bastús explica el modismo, diciendo que como esta letra es la más pequeña del alfabeto hebreo, del griego y de otros idiomas, de aquí nació la expresión Sin faltar una jota (sin faltar lo más mínimo, nada absolutamente).
La expresión es muy antigua y la vemos usada por Jesucristo en el Sermón de la Montaña, según se lee en el cap. V, vers. 18 del Evangelio de San Mateo:
«Con toda verdad os digo, que antes faltarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse perfectamente cuanto contiene la ley, hasta una sola jota o ápice de ella» (jota unum aut unus apex).
Hasta mediado del siglo XVI se solía confundir la J consonante con la I vocal, pero entonces un tal Pedro Ramus ensayó su separación en una Gramática publicada en 1557, uso que fue generalizándose.
La J la introdujeron en la imprenta los holandeses, por cuya razón, algunos tipógrafos la llamaban hasta hace poco J de Holanda.
(JOAQUÍN BASTÚS: Memorándum anual y perpetuo, Barcelona, 1856, tomo 2.º, págs. 748 y 749).

¿LA HACHE, LETRA MUY MODERNA?

En el año 1870, los republicanos españoles, contrariados por el hecho de que las Cortes Constituyentes hubieran votado la Monarquía como forma de gobierno, promovieron numerosos disturbios, motines y algaradas.
Un día la sedición estalló con violencia en una populosa capital levantina, cuyo gobernador -hombre de escasa instrucción, pero de gran energía- consiguió sofocarla rápidamente.
El gobernador telegrafió al ministro de la Gobernación, don Nicolás María Rivero la buena noticia y le anunció que le escribía, dándole detalles de su gestión.
La carta, muy defectuosa de redacción y de ortografía, terminaba así:
«Como digo al señor ministro, hayer dominé la situación, que se presentó dificultosa; si oy se repitiera, que no lo espero, el motín quedará sofocado en el acto».
Don Nicolás María Rivero contestó a su subordinado, felicitándole por su actuación y ofreciéndole una recompensa; pero al final le decía:
«No quiero concluir sin darle un consejo que le será útil seguir: la hache es una letra muy moderna; no es de ayer, es de hoy».
El escritor aragonés Eusebio Blasco, que por aquella época era secretario particular del citado ministro, le refirió esta anécdota a su amigo Natalio Rivas, y este la cuenta en su libro Anécdotas y narraciones de antaño (Barcelona 1943, págs. 57 y 58) de donde yo la extracto.

LIMPIA, FIJA Y DA ESPLENDOR

Es el lema de la Real Academia de la Lengua. En las primeras Juntas celebradas para proceder a la constitución de la Real Academia Española «se resolvió por común acuerdo tomar como empresa y sello propio un crisol de fuego con este mote: Limpia, fija y da esplendor. Aludiendo a que en el metal se representan las voces, y en el fuego el trabajo de la Academia, que reduciéndolas al crisol de su examen, las limpia, purifica y da esplendor, quedando solo la operación de fijar, que únicamente se consigue apartando las voces del crisol, y las voces del examen».

Tal es la explicación que aparece en la Historia de la Real Academia Española, incluida tras el prólogo en la primera edición del Diccionario académico publicado en 1726, comúnmente llamado Diccionario de Autoridades.

Fragmentos de la obra: El porqué de los dichos (José María Iribarren)


 
autoatribuirse (algo), expresión redundante
La expresión autoatribuirse algo resulta redundante, ya que en este caso tanto el elemento compositivo auto- como el pronombre se cumplen la misma función: indicar que la acción de atribuir recae sobre el propio sujeto.
No obstante, en los medios de comunicación es frecuente leer frases como «El grupo se autoatribuyó los atentados», «La Sala Tercera del Tribunal Supremo se autoatribuye la potestad de exigir que el indulto se motive» o «La Junta acusa a la jueza de autoatribuirse competencias».
En todos esos casos habría sido preferible optar por el verbo atribuirse sin necesidad de añadirle el prefijo auto-: «El grupo se atribuyó los atentados», «La Sala Tercera del Tribunal Supremo se atribuye la potestad de exigir que el indulto se motive» y «La Junta acusa a la jueza de atribuirse competencias».El elemento compositivo auto- sí que es preciso para completar el sentido de la expresión en el sustantivo autoatribución, que no va acompañado del pronombre se: «Critican la autoatribución de poderes por parte del alcalde».
narcodrón, con tilde
El término narcodrón se escribe con tilde, de acuerdo con las normas generales de acentuación.
Los drones usados para el tráfico de drogas reciben a menudo la denominación de narcodrón, vocablo bien formado mediante la aplicación del elemento narco- al nombre dron, pero que al ser voz aguda acabada en ene requiere tilde: narcodrón y no narcodron. Además, lo apropiado es escribirlo en una palabra, que no necesita ni comillas ni cursiva, como tampoco necesita mayúscula, ya que no es un nombre propio.
Se desaconsejan, por tanto, las grafías que se ilustran en los siguientes ejemplos de diversos medios de comunicación: «Refirió el reciente caso del “narco dron” descubierto en México», «Interceptan un Narco-Dron en Australia», «Cayó un “narco-drone” en la frontera» y «Un narcodron se desploma en un supermercado». En todos ellos lo apropiado es escribir narcodrón.
El plural de narcodrón es narcodrones, que por ser llana acabada en ese se escribe sin tilde.

ORTOGRAFÍA DE LAS LETRAS

¡Más de 217 300 visitas en la última semana!
al Boletín de Noticias y mantente al día recibiendo las novedades de esta web en tu correo.

¡Pica aquí para verlo!
ENCUESTA SOBRE LA NUEVA ORTOGRAFÍA

¿Continúa usted acentuando las palabras solo y este pese a lo recomendado en la Ortografía 2010 de suprimir la tilde diacrítica en el adverbio solo y en los pronombres demostrativos?

Su respuesta:

             No

            

Método interactivo para escribir correctamente: reglasdeortografia.com

Desde la entrada en la red de redes de esta web en octubre de 2006, el principal objetivo sigue siendo su aprovechamiento por todas las personas de lengua hispana de todos los rincones del mundo.
El Método se puede desarrollar de principio a fin, sin limitaciones de ningún tipo, y de forma gratuita siendo, hoy por hoy, el mayor banco de ejercicios ortográficos autocorregibles en lengua española disponible en Internet.
INTRODUCCIÓN
En la comedia de Polichinela, Leandro le pregunta a Arlequín, que corre preocupado:
- ¿Qué llevas en ese bolsillo? Y Arlequín le contesta: - ¡Órdenes!, ¿Y en este otro?, insistió Leandro, y Arlequín responde: - ¡Contraórdenes!


La cal de Morón de la Frontera en la Lista de las Buenas Prácticas del Patrimonio Inmaterial de la Unesco
El Tiempo en Morón
El Tiempo Moron De La Frontera
       


Mejor registro:54 499 visitas en un solo día
(15-10-2013)

NOVEDADES EN LA 23.ª EDICIÓN DEL DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA
Estas son algunas de las nuevas palabras en el Diccionario de la RAE:

acidemia: f. Med. Concentración excesiva de iones hidrógenos (H+) en la sangre.
aciduria: f. Med. Acidez de la orina
acintado, da: adj. Que tiene forma de cinta: ‘Una lámina acintada’.
aclamatorio, ria: adj. Que aclama (|| da voces en honor y aplauso de alguien): ‘Público aclamatorio’. U. t. en sent. fig.: ‘La crítica aclamatoria’.
acogollado, da: adj. Con forma o aspecto de cogollo (|| parte interior de algunas hortalizas).


¿Te gustaría ser uno de los 10 mejores ortógrafos del español?

¡Más de 3000 preguntas aleatorias sobre Ortografía!

        En primer lugar te haré una pregunta y deberás elegir la verdadera o verdaderas (una, dos, tres o cuatro) entre cuatro posibles respuestas. A continuación pica la opción: "Contestar", y ya está. Por cada pregunta acertada se sumarán 20 puntos a tu casillero, y cuando elijas una respuesta incorrecta se te restarán 5 puntos del total. Igualmente, debes saber, que solo dispone de 45 segundos para contestar cada pregunta; pasado este tiempo en responder, perderás, igualmente, 5 puntos del total acumulado.

         A medida que consigas acumular suficientes puntos podrás figurar en los marcadores del panel principal de la página: "Los 10 ortógrafos del día” y "Los 10 primeros ortógrafos".         

         Si te registras podrás guardar tus puntos acumulados sin tener que comenzar de cero. Será muy simple ya que solo debes proporcionar unos datos mínimos, además, es gratis.         

         Deberías recordar, que en ningún momento te vas a encontrar con preguntas repetidas, salvo cuando te salgas de la página web de reglasdeortografia.com o del sistema.

         Por último y para aumentar tus conocimientos, te comento que dispondrás de una ayuda para documentar la temática de la pregunta a través de un enlace directo a la sección de la web reglasdeortografia.com, donde se recoge toda la información necesaria.

Copyright © 2006     Autor y propietario de la Web: Juan Antonio Marín Candón    Maestro de Enseñanza Primaria     Morón de la Frontera (Sevilla).
Todos los materiales aquí expuestos están a disposición de los profesores que lo deseen, siempre que no se haga un uso comercial de ellos.
En todos los casos sería loable citar la fuente de procedencia y autoría.           Alojamiento web
en CyberNETicos.
Dirección en Twitter: https://twitter.com/@reglasortograf // Dirección en Facebook: reglasdeortografia.com
Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas núm. 2 839 971(4)
¡Pica aquí!