Adonde/ a donde / adónde

Las tres formas se emplean sólo con verbos en movimiento.
Se escribe junto (adonde) cuando el antecedente está explícito. Ejemplos:
     
Éste es el instituto adonde vendré a estudiar la Educación Secundaria.
     
El cine adonde vamos os gustará.
     
El cine adonde vamos tiene unas butacas muy cómodas.
La Academia recomienda escribirlo separado (a donde) cuando el antecedente no está expreso. Ejemplos:
    
 A donde vamos no hay campo de fútbol.
     
Iré a donde él me diga.
La forma adónde corresponde a un adverbio interrogativo o exclamativo que se emplea en oraciones independientes y también en subordinas exclamativas o interrogativas sin signos de interrogación o exclamación. Ejemplos.
     
Me gustaría saber adónde irá.
     
¿A dónde habrán ido los abuelos a estas horas?


Asimismo/ así mismo/ a sí mismo

*La forma asimismo es una locución adverbial su significado es el de "también", "además" y "del mismo modo". Ejemplos:
     Acudieron asimismo el guitarrista y el narrador.
     Asimismo, los maestros fueron recibidos por el Concejal de Educación.
     Asimismo, es importante tener en cuenta los antecedentes laborales.

Actualmente la Real Academia Española prefiere la locución verbal asimismo, tal y como aparece en el Diccionario panhispánico de dudas, así como en la 22ª edición del Diccionario de la Lengua Española, modificando la 21ª edición, en la que, entonces, se prefería la forma así mismo. Ejemplos:
    
 Comparecieron así mismo los guitarristas y el narrador.
     
Así mismo nos despedimos de todos los compañeros de oficina.

Por otra parte es erróneo escribir "asímismo" aunque esta sea su pronunciación.

La forma así mismo en dos palabras se trata del adverbio modal así y el adjetivo mismo. En este caso, y cuando el significado de la expresión es claramente modal ('de la misma forma, de la misma manera') se escribe separado. Ejemplos:
    
Hazlo así mismo: no me parece mal.
   
Pues así mismo lo debemos manifestar.  
   
Deja el coche así mismo, para no gastar gasolina.  

Se escribe a sí mismo cuando se trata de la secuencia formada por el pronombre reflexivo precedido de la preposición a y seguido del adjetivo de identidad mismo. En este caso, el adjetivo, por su propia naturaleza, admite variaciones de género y número. Ejemplos:
     
Juana se crítica a sí misma.
     
Se veían a sí mismas como ganadoras.
     
Pedro se culpa a sí mismo.
     
Roberto se escucha mucho a sí mismo.


 

Avía / había

Avía es una forma del verbo aviar (presente de indicativo) que significa disponer o preparar, conveniencia o utilidad. Ejemplos:
   Avía lo que te vayas a llevar, y guárdalo todo en la maleta.
    Ella se avía bien con la bicicleta para ir al colegio.     

Había es una forma del verbo haber (pretérito imperfecto de indicativo) que se emplea como auxiliar para conjugar los demás verbos. Ejemplos:
   Nunca había tomado una cerveza.
   Había mucha expectación por asistir al partido.
   


 

Capilla ardiente: ni se celebra ni tiene lugar

La Fundéu BBVA recuerda que resulta inapropiado decir que una capilla ardiente se celebra o tiene lugar. Cuando hablamos de capilla ardiente nos referimos a una 'cámara donde se vela un cadáver o se le tributan honras'. Otras definiciones que ofrece el Diccionario académico son 'la [capilla] de la iglesia en que se levanta el túmulo y se celebran honras solemnes por algún difunto' y 'oratorio fúnebre provisional donde se celebran las primeras exequias por una persona, en la misma casa en que ha fallecido'. Como puede verse, en los tres casos se habla de un lugar, no de un acto. Y dado que los lugares no pueden celebrarse ni tener lugar, resultan impropias frases como «mañana se celebrará la capilla ardiente de las víctimas del siniestro» o «la capilla ardiente del consejero fallecido tendrá lugar en el tanatorio de la localidad». Las capillas ardientes pueden instalarse, disponerse, abrirse..., pero no son actos que se puedan celebrar ni acontecimientos que puedan tener lugar.


Con qué, con que, conque

La forma con qué está constituida por la preposición con y el pronombre interrogativo o exclamativo tónico qué ( la tilde que lleva qué es diacrítica y sirve para diferenciar este qué interrogativo o exclamativo, del que relativo y del que conjunción).
Se suele emplear en frases acompañadas por los signos de interrogación o de exclamación; pero, también puede aparecer sin estos signos en oraciones subordinadas (interrogativas o exclamativas). Ejemplos:
  
   ¡Con qué claridad dijo el pregón!
     ¡Con qué atención oyó el ruido del motor!
     ¿Con qué maldad preguntó el abogado?
     Dime con qué has recortado el panel.
     ¿Con qué lo has hecho?

La forma con que está constituida por la preposición con y la palabra átona que (pronombre relativo). Podemos distinguirlo de dos maneras. La primera podría ser sustituyendo que por una de las formas: el cual, la cual, los cuales, las cuales. Y una segunda, anteponiendo a la palabra que una forma del artículo el, la, los, las. Ejemplo:
    
 Esta es la bicicleta con que Indurain ganó el quinto Tour.
     1ª comprobación:
Esta es la bicicleta con la cual Indurain ganó el quinto Tour.
     2ª comprobación:
Esta es la bicicleta con la que Indurain ganó el quinto Tour.
Cuando la forma que es conjunción, no es posible insertar las formas anteriores, en este caso se puede sustituir lo que va detrás de la conjunción por el pronombre eso. Ejemplo:
     1ª
Es suficiente con que entregues el carné
     Comprobación:
es suficiente con eso.

La forma conque es una conjunción consecutiva que expresa consecuencia. Para comprobarlo puede sustituirse -indistintamente- por otras locuciones consecutivas: así que, por tanto o por consiguiente. Ejemplo:
     ¡No dijeron nada, conque no vuelvas a repetirlo.
     ¡1ª comprobación: No dijeron nada, así que no vuelvas a repetirlo.
     ¡2ª comprobación: No dijeron nada, por tanto, no vuelvas a repetirlo.
     ¡3ª comprobación: No dijeron nada, por consiguiente, no vuelvas a repetirlo.


De 2007 / del 2007

     En español, el uso habitual en la expresión de las fechas establece el orden ascendente, esto es, día, mes, año: 28 de septiembre de 2007. Entre el día y el mes, así como entre el mes y el año, se intercala la preposición de.
     No es habitual escribir las fechas enteramente con letras: veintiocho de septiembre de dos mil siete. Solo es normal en documentos especialmente solemnes, escrituras públicas, actas notariales o cheques bancarios.
     Es incorrecto escribir con punto la expresión numérica de los años:2.007


Descodificador mejor que decodificador

     La Fundéu BBVA recomienda que se prefiera la expresión descodificador TDT en lugar de su alternativa decodificador TDT.
Ante el inminente apagón analógico son muchas las informaciones en las que se habla de los decodificadores y los descodificadores de TDT, con lo que se produce un uso vacilante: «Muchos más canales para no dejar de entretenerte con el decodificador TDT», «El tener un descodificador de TDT trae aún más ventajas» o «Un modelo de decodificador que deja abierta la posibilidad del prepago».
Aunque la Real Academia Española recoge en sus diccionarios tanto la forma con -s como la que carece de ella, prefiere y recomienda que se emplee, para el verbo y sus derivados, la alternativa con -s: descodificar y descodificador. Y así habría sido preferible que apareciera en los ejemplos anteriores.
La Fundéu BBVA recomienda, por tanto, el uso de descodificador en lugar de decodificador.


Demás, de más

Demás es un determinante indefinido equivalente a otros, restante o restantes y suele ir acompañado del artículo neutro o del artículo plural. Ejemplos:
   Los demás vecinos comentan lo mismo.
   Las demás alumnas aceptaron la propuesta.
   Han venido Juan, Leonardo, Alberto y los demás.

La secuencia de más está formada por la preposición de y el adverbio más; equivale "a de sobra". La expresión de más significa lo contrario que de menos. De ahí, que una buena comprobación sería cambiar el de más por el de menos, y si la oración tiene sentido es que debe escribirse con los dos vocablos separados. Ejemplo:
   Mi abuela me ha dado quince céntimos de más.
     
Es habitual que delante de un verbo, se escriba con el significado de "no es necesario". Ejemplos:
     Sé con seguridad que él sea culpable, está de más que se disculpe.
     Me da la impresión que aquí estamos de más.
   


  Detrás de mí, encima de mí, al lado mío

  En la lengua culta debe evitarse el uso de adverbios como cerca, detrás, delante, debajo, dentro, encima, enfrente con adjetivos posesivos; así pues, no debe decirse:
     Detrás mío, encima suya, cerca mío, debajo mío, delante mío, delante nuestro etc.,
sino:
     Detrás de mí, encima de él, cerca de mí, debajo de mí, delante de mí, delante de nosotros, etc.


  Dobles participios: imprimido/impreso, freído/frito, proveído/provisto

  Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados. Los dos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica, aunque la preferencia por una u otra forma varíe en cada caso:

       Hemos imprimido veinte ejemplares / Habían impreso las copias en papel fotográfico.
       Nos hemos proveído de todo lo necesario / Se había provisto de víveres abundantes.
       Las empanadillas han de ser freídas dos horas antes / Nunca había frito un huevo. 
 


  El género de "miles"

  Como nombre, mil tiene género masculino y se usa en plural. En consecuencia es erróneo escribir:
     Había varias miles de personas en la manifestación / Las miles de personas asistentes al      congreso.
En su lugar debe escribirse:
     Había varios miles de personas en la manifestación / Los miles de personas asistentes al      congreso.


Embolsar y embolsarse no son lo mismo

Conviene distinguir entre embolsar y embolsarse. Uno de los significados del verbo embolsar es 'recibir una cantidad de dinero', pero si se utiliza su forma pronominal, embolsarse, se añade un matiz de provecho personal para aquel o aquellos que perciben esa cantidad. Se usa preferentemente cuando las ganancias se obtienen en el juego o en algún negocio. Se empleará embolsar en frases como «La empresa embolsará una buena suma si el plan se lleva adelante» o «Embolsan una buena cantidad todos los meses», pero recurriremos al pronominal embolsarse en casos como «Lo vendió en el mercado negro y se embolsó una  buena suma» o «Se embolsó 10.000 euros en una partida de cartas». La Fundéu BBVA advierte sobre la diferencia que aparece al usar la forma embolsarse, que indica que las ganancias se han conseguido de una forma fácil y con poco esfuerzo.


En torno y entorno

En torno es una locución que está formada por la preposición en y el sustantivo torno que significa "alrededor de". Ejemplos:
     La policía estuvo buscando en torno al chalé.
     En cualquier caso, en torno a este punto, no tengo más que agregar.
Entorno es un sustantivo masculino y se escribe siempre en una sola palabra con el significado de "ambiente, lo que rodea". Ejemplos:
     El entorno de esta escuela es muy deprimido.
     Para trabajar en la biblioteca hay que disponer de un entorno adecuado.


   Etcétera

  El término etcétera se emplea al final de una enumeración. El abuso de este término genera barbarismo cuando se repite innecesariamente. Resulta redundante y, a veces, se convierte en una muletilla reiterativa. En consecuencia es erróneo escribir:
     Casillas, Raúl, Guti, etc., etc., etc., son jugadores del Real Madrid.
En su lugar debe escribirse:
     Casillas, Raúl, Guti, etc., son jugadores del Real Madrid.


   Ex y sus funciones

 La Fundéu BBVA recomienda que el prefijo ex- siempre se escribirá unido a la base léxica: exmarido, exdirector, exconsejero, etc., pero separado de la misma cuando esta conste de varias palabras: ex director general, ex alto cargo, ex número uno,  etc.

Ex también puede funcionar como sustantivo cuando se refiere a una persona que ha dejado de ser cónyuge o pareja de otra: «Ayer me encontré a mi ex». Su plural es invariable: «Todos sus ex son rubios».

 No debe usarse ex antepuesto a un topónimo. Es incorrecta, por tanto, la forma ex-Yugoslavia (se escribiría con guión por tratarse de un nombre propio) o ex-URSS; lo apropiado es emplear antigua Yugoslavia o antigua URSS; desaparecida Yugoslavia o desparecida URSS o extinta Yugoslavia y extinta URSS. También se puede decir simplemente Yugoslavia o URSS, ya que cuando se hace referencia a estados, reinos o imperios desaparecidos, como Roma o Castilla, nunca se usa ex.


  Freído o frito

El verbo freír tiene dos participios: el regular freído y el irregular frito. Ambos se utilizan indistintamente en la formación de los tiempos compuestos (he freído/he frito).
Y es que los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y del verbo proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados.
Por eso podemos decir: El tomate se había frito el día anterior y, también, el tomate se había freído el día anterior, si bien, debemos tener en cuenta que el participio freído es menos frecuente que frito, pero igualmente correcto.
Ahora bien, en función adjetiva, se usa exclusivamente la forma frito, que puede ser también un sustantivo (‘alimento frito’): Comí unas croquetas fritas riquísimas; y no: Comí unas croquetas freídas riquísimas.


  Cuando el verbo haber se emplea para apuntar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular.
En consecuencia es erróneo decir:
     Habían algunas flores en el jarrón / Han habido voces de protesta / Hubieron espectadores en      la grada.
En su lugar debe decirse:
     Había algunas flores en el jarrón / Ha habido voces de protesta / Hubo espectadores en la      grada.


  Has /haz /as

  En zonas de seseo se pronuncian de la misma forma. En cualquier caso sería bueno tener en cuenta las siguientes observaciones:

  a) has

  Se escribe con s cuando se refiere a la segunda persona del verbo haber: ¿(tú) has estado en Sevilla?; (yo he, tu/vos has, él ha, nosotros hemos, vosotros habéis, ellos/ustedes han), con el que se forman los tiempos compuestos de la conjugación. Así, la forma has, seguida del participio en -o del verbo que se está conjugando, da lugar a la segunda persona del singular del pretérito perfecto simple (o pretérito) del modo indicativo:  
     Ya que has comido tarde te vienes después. 
     ¿Has ido a ver a tu padre?

  Esta forma de inflexión del verbo haber, siempre se usa como auxiliar y se emplea además como segunda persona del singular del presente de indicativo de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad y equivale a la más frecuente hoy tener que + infinitivo:   
     Has de trabajar más, que equivale a decir: " Tienes que trabajar más".  

  b) haz

  Se escribe con z cuando se refiere al imperativo del verbo hacer en la segunda persona(tú) del singular:
      ¡Haz(tú) los deberes! . /   ¡Haz(tú) las maletas!. /Haz(tú) bien y no mires a quién.

También se escribe haz cuando significa: Porción atada de mieses, lino, hierbas, leña, etc / Conjunto de rayos luminosos de un mismo origen / Cara anterior de un cuerpo plano / Cara superior de la hoja y de nervadura menos patente que el envés.

  c) as

  Se escribe as con arreglo a los siguientes significados: en la carta que en la numeración de cada palo de la baraja de naipes lleva el número uno./ Como punto único señalado en una de las seis caras del dado./ En la persona que sobresale de manera notable en un ejercicio o profesión./ A la primitiva moneda romana.


  Hecho/echo

Hecho, participio irregular del verbo hacer. Ejemplos:
     ¿Has hecho ya los deberes?
     Hecho un
toro, un basilisco.
     He hecho los recados.
Hecho, acción y obra, o dicho de una persona. Ejemplos:
     Me preocupa el hecho de que le hagan un electro.
     Hombre bien hecho.
     No me agradan los hechos que me cuentas.

Echo, forma del verbo echar (presente de indicativo) Ejemplos:
     Te echo en falta todos los días.
     Yo no echo el candado.
     Después de almorzar me echo la siesta.


  Hemos venido

  La primera persona del plural del presente de indicativo del verbo haber es hemos, y no la arcaica habemos, cuyo uso da paso a un vulgarismo propio del habla popular que debe evitarse en el habla culta; así, no debe decirse:
     Habemos venido a la Feria, sino hemos venido a la Feria.
     Habemos visto a tu abuelo, sino Hemos visto a tu abuelo.
También debe evitarse en el habla culta el uso de habemos con el sentido de ‘somos o estamos’. Por lo tanto, si quien habla desea incluirse en la referencia, no debe emplear el verbo haber en primera persona del plural, como se hace a veces en el habla popular, recurriendo, para el presente de indicativo, a la forma habemos:
     Habemos pocos estudiantes en el instituto.
     Habemos tres locutores en la radio.

Debe decirse:
     Somos pocos estudiantes en el instituto.
     Estamos tres locutores en la radio. 


  Infinitivo por imperativo

  Cuando se da una orden a una segunda persona (del singular o del plural), deben usarse las formas propias del imperativo, si la oración es afirmativa, o las formas correspondientes del subjuntivo, si la oración es negativa. Es correcto decir:
     ¡Venid aquí ahora mismo, granujas! /   Poneos el pijama y dormíos cuanto antes.
En consecuencia, es erróneo escribir:
     ¡Venir aquí ahora mismo, granujas!/ Poneros el pijama y dormiros cuanto antes.

  Solo es válido el empleo del infinitivo con valor de imperativo dirigido a una segunda persona del singular o del plural cuando aparece precedido de la preposición a, uso propio de la lengua oral coloquial:
     ¡Tú, a callar!
     Niños, a dormir.


  Inteligente y oportunamente

  Los adverbios acabados en -mente pueden ir emparejados junto a un verbo; en tal caso, lo normal es escribirlos así:
     Ha actuado inteligente y oportunamente.
Cuando dos o más adverbios se encuentran en oraciones o preposiciones próximas, conviene sustituir algunos por otras expresiones.
     Se ríe estrepitosamente leyendo chistes, pero no creo que los entienda completamente.
En su lugar debería escribir:
     Se ríe estrepitosamente leyendo chistes, pero no creo que los entienda por completo.


   Malentendidos, no malos entendidos ni malosentendidos.

  Malentendido es un sustantivo que significa 'mala interpretación, o equivocación en el entendimiento de algo', y su plural es malentendidos. Se trata de una palabra compuesta cuyo primer elemento es el adverbio mal, y como los adverbios no tienen plural, resulta impropio usar malosentendidos o malos entendidos como plural de malentendido (tampoco el plural de malhablado es maloshablados o malos hablados, sino malhablados; ni el de  malhechor es maloshechores o malos hechores, sino malhechores). La Fundéu BBVA recomienda, por ello, evitar el uso de malosentendidos y malos entendidos como supuestos plurales de malentendido y emplear únicamente malentendidos.


  Más/ mas

Más adverbio, lleva acento cuando expresa mayor grado o cantidad de algo. Ejemplos:
     No puedo darte más dinero.
     Mi amigo es más alto que yo.

     En esta batalla murieron más de cinco mil soldados.
Cuando mas es conjunción adversativa nunca lleva acento, dado que introduce una oración que limita el significado de otra anterior o contrapone un concepto a otro. Ejemplos:
     Me dijeron que habías aprobado, mas no pensaba en una calificación tan alta.
     Quiso convencerlo, mas fue imposible.
     Lo intenté, mas no lo logré
     Quisiera ganar más dinero, mas no sé cómo obtenerlo.


  Por qué / porqué / porque /por que

La locución por qué está formada por la preposición por y el interrogativo o exclamativo con tilde diacrítica qué. La forma por qué puede presentarse con signos de interrogación o exclamación, o sin ellos, es decir, cuando pueden aparecer en el discurso indirecto, como una oración subordinada:

. A la hora de comprobar es muy importante observar que no va precedida de artículos y que no se puede poner en plural. Ejemplo:
     ¿Por qué no vienes a merendar?
     ¿Por qué no me acompañas?
     Sin signos: No sé por qué te fuiste al cine sin permiso.
     Sin signos: Le pregunté por qué me había insultado.

La forma porqué corresponde a la de un sustantivo y lleva tilde por ser una palabra aguda terminada en vocal. Para comprobarlo hay que fijarse si como cualquier sustantivo puede ir precedido de algún artículo u otros determinantes, además admite el plural. Ejemplo:
     Precedido de artículo: No sé el porqué de esa conducta

     Precedido de otros determinativos: No sabemos su porqué.
     Se puede poner en plural:
No sé los porqués de esa conducta.

La forma porque tiene valor causal y para comprobar que hemos optado por el porque como conjunción, basta sustituirlo, en muchos casos, por nexos con el mismo significado: "puesto que" o "ya que" para encontrar la explicación sobre la causa. Por último, como la palabra es átona no lleva acento. Ejemplo:
     No quiero tomar cerveza porque engorda.
     Comprobación: no quiero tomar cerveza, puesto que engorda.
     No vendrá porque se ha roto un hueso del píe.
     Comprobación: No vendrá ya que se ha roto un hueso del píe.

La locución por que está constituida por la preposición por y el pronombre o conjunción que. A la hora de comprobarlo, se puede realizar de dos formas si que es pronombre, entonces lo podemos sustituir por (el cual, la cual, los cuales, las cuales), o bien anteponer una de la forma del artículo (el, la, los, las) a la forma que. Ejemplo:
     Esa fue la razón por que vino a pedirme el favor.
     1ª Comprobación: esa fue la razón por la cual vino a pedirme el favor.
     2ª Comprobación: esa fue la razón por la que vino a pedirme el favor.
Para comprobar si se trata de que como conjunción subordinada, entonces debemos sustituirlo por el pronombre eso. Ejemplo:
     Tengo interés por que descubras el misterio.
     Comprobación: Tengo interés por eso.


  Sino / si no

Sino es una conjunción adversativa que opone un término a otro, es decir, a un concepto positivo otro negativo. Ejemplos:
     No estás trabajando, sino jugando.
     No es su primo, sino su hermano.
     Este caballo no es blanco sino bayo.
     No es cosa de reír, sino de llorar.
También sino es un sustantivo sinónimo de "hado, destino" y siempre va acompañado de algún determinante. Ejemplos:
     ¡Ese ha sido siempre su sino!
    El sino de ese joven era morir en plena juventud
Si no es la unión de la conjunción condicional si y el adverbio de negación no. Entre las palabras si y no se puede intercalar otras palabras. Ejemplos:
     Si no quieres venir.
     Si tú no quieres venir.
     Si no vienes pronto, llegaremos tarde al cine.
     Lo llamaré por si no quiere levantarse temprano.
De forma práctica para saber cuándo debemos escribir sino (junto) o si no (separado) debemos colocar inmediatamente después de estas partículas la conjunción que. Si la frase lo admite, escribimos sino; en caso contrario, la sintaxis adecuada será si no.


  Sintecho es un solo término

Es incorrecto escribir sintecho separado, entre comillas, en cursiva, unido con un guión o con mayúscula en las dos palabras que lo componen. El Nuevo diccionario de voces de uso actual, deManual Alvar Ezquerra, y el Diccionario de uso del español, de María Moliner, registran la voz sintecho en una sola palabra y la definen como ‘persona que carece de hogar.’ La palabra sintecho es invariable en plural: un sintecho, varios sintecho, doscientos sintecho... Dada la pronunciación de las dos palabras en una sola, es aconsejable escribirlas unidas, como ya ocurrió con otras parecidas: sinfín, sinrazón o sinvergüenza. Así, no son correctos los siguientes ejemplos tomados de los medios de comunicación: «Día Europeo de los 'sin techo': Tres millones de personas viven en la calle»; «La organización alerta además de un "cambio de rostro" de los denominados Sin Techo»; «La mayoría de los sin-techo son extranjeros y tienen 41 años de media». En todos ellos la Fundación del Español Urgente recomendia escribir sintecho.

  El punto y la abreviatura

Si el punto de una abreviatura coincide con el punto de cierre del enunciado, solo debe escribirse un punto, nunca dos. Ejemplo:
Al juicio acudieron un público muy variado: periodistas, fiscales, abogados, policías, etc. En total más de doscientas personas.


  El prefijo ante un nombre propio

  Algunas palabras con prefijo deben escribirse con guion. Es el caso de un prefijo y un nombre propio, es decir, cuando el prefijo precede a una sigla o a una palabra que comienza por mayúscula, se escribe guion intermedio. Ejemplos:
     anti-OTAN, anti-Estado, anti-G8, pre-Imperio.


  El monosílabo ti

  El monosílabo ti nunca lleva tilde, porque no tiene que diferenciarse de ningún ti átono con el que se pueda confundir, como ocurre con mí y sí tónico. Ejemplo:
     Yo sin ti no voy al cine.


  Prever no preveer

  La Fundación del Español Urgente advierte del uso extendido de las formas preveyó, preveyera o previendo debido a una conjugación errónea del verbo prever. El verbo prever está formado por el verbo ver y el prefijo pre, es decir, «ver antes», y debe conjugarse igual que ver. A veces se mezclan los verbos prever y proveer, lo que da lugar a la creación del verbo preveer. De ahí que resulten formas como preveyó, preveyera o preveyendo, en lugar de previó, previera o previendo. Son incorrectas frases como «Preveyó graves problemas para los trabajadores de las petroleras», «Los directivos de la empresa no preveyeron los problemas económicos» o «Los ciclistas españoles han sido los grandes animadores de la vuelta, sobre todo preveyendo el triunfo final». Este error se extiende a todos los tiempos y formas del verbo prever: prevee, preveemos, preveímos, etc., en lugar de prevé, prevemos, previmos, etc. Así pues, la Fundéu BBVA advierte de que el verbo prever debe conjugarse como ver y no como proveer.


  Quitanieves, no quitanieve

  Con las primeras nevadas del invierno llegarán las noticias de ciudades y regiones que quedan aisladas por la nieve y en esas mismas noticias se habla casi siempre de las máquinas quitanieve o los camiones quitanieve. Basta con echar una ojeada a los diccionarios para comprobar que en español esas máquinas se llaman quitanieves, palabra que puede funcionar como sustantivo femenino —una quitanieves, cincuenta quitanieves— y también como adjetivo —una máquina quitanieves, las máquinas quitanieves, el camión quitanieves—. Ante esa situación la Fundéu BBVA recomienda que se evite la forma errónea consistente en escribir y decir esa  palabra con la forma quitanieve por ser esta impropia en español correcto.

  Solo o sólo

La palabra solo puede ser un adjetivo o un adverbio. Ahora bien, independientemente de su condición, al tratarse de una palabra llana terminada en vocal debe escribirse sin tilde, según determinan las reglas generales de acentuación. Ejemplos:
Como adjetivo: A mi hermano le encanta estar solo.
Como adverbio: Solo tomaré un refresco.
El problema se presenta en muy pocas ocasiones, y concretamente cuando en un enunciado la palabra solo pueda entenderse como adverbio y como adjetivo, y claro, nos encontramos ante una ambigüedad por el sentido de la frase. Y entonces debemos resolverlo siguiendo estas propuestas:
  El alumno solo hizo un ejercicio.
  (Sin tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘sin compañía’, es decir, que no había nadie con él)
  El alumno sólo hizo un ejercicio.
  (Con tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’, es decir, que fue el único ejercicio que hizo)  
   Para estos casos se recomienda ver la frase en su contexto. Y una recomendación de la Academia, cuando no exista ambigüedad en su interpretación, el adverbio solo debe escribirse sin tilde.

Hay hay que tener en cuenta la acepción solo sin tilde, referida al nombre o adjetivo que hace alusión al que canta o toca una persona sola. Ejemplo: Mi profesor hizo un solo de trompeta.

Por último, la Ortografía 2010 se postula a favor de escribir sin tilde SOLO, ni como adjetivo o sustantivo, ni como adverbio. Si hay ambigüedad, y solo en este caso, NO se considera incorrecto poner la tilde, si bien es preferible RESPETAR la norma y no PONER NUNCA LA TILDE.


  También y tan bien

También en una sola palabra es un adverbio de afirmación. Ejemplo:
     Los alimentos suben, el hambre también.
     Las tortugas también vuelan

Tan bien en dos palabras, se trata del cuantificador de cantidad tan seguido del adverbio de modo bien. Para facilitar una ayuda de cuándo escribir las palabras separadas, habría que emplear mentalmente el adverbio mal provocando figuradamente una expresión contraria, y ver si la frase lo admite. De ser así, se escribe en dos palabras. Ejemplos:
     Si todo va tan bien... no deberías cambiar. (Si todo va tan mal... deberías cambiar)
     A Ferrari no lo veo tan bien como se dice. (A Ferrari no lo veo tan mal como se dice)


 
 
 
Juan Antonio Marín Candón - Morón de la Frontera (Sevilla) | Consultas sobre esta página
Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas núm. 2 839 971(4)